El ciclo indoor se ha convertido sin lugar a dudas en una de las actividades más de moda en los últimos tiempos, tanto en gimnasios como en centros deportivos. Las clases de ciclo indoor o spinning no son clases de ejercicio aeróbico con las que se logrará perder gran cantidad de peso tal y como muchas personas piensan. Esta idea es totalmente equivocada.

Cuando se habla del ciclo indoor se está hablando de un entrenamiento de resistencia donde lo que se pretende es trabajar a nivel cardiovascular sobre una bicicleta estática que posee soporte musical y que brinda distintos métodos de entrenamiento dependiendo de los objetivos marcados. Es habitual que este tipo de entrenamiento dé lugar a una pérdida de peso, pero hay que tener en cuenta que no siempre es así.

Novatos en el entrenamiento ciclo indoor

Es destacable mencionar que el spinning o ciclo indoor es una actividad realmente exigente que requiere de perseverancia, esfuerzo, resistencia y concentración, de modo que es normal que a los novatos les cueste varias sesiones poder adaptarse al ritmo de entrenamiento necesario para esta actividad. Este nivel de exigencia puede dar lugar a que muchos novatos abandonen la actividad como consecuencia de la frustración que se puede llegar a sentir durante el periodo de adaptación.

Es importante dejar pasar este periodo de adaptación para poder descubrir los verdaderamente divertida y dinámica que resulta esta actividad, considerada por todos aquellos que la practican como sumamente gratificante. Destacar que todas las clases de spinning o ciclo indoor suelen ser divididas en tres partes: calentamiento, parte principal y vuelta a la calma.

Consejos para principiantes en el ciclo indoor

Existen una serie de pequeños consejos que merece la pena conocer antes de comenzar con las clases de spinning para poder iniciar con buen pie desde el principio:

  • No asistir a clases de ciclo indoor en ayunas o justamente después de comer.
  • Llevar consigo siempre una toalla para poder eliminar el sudor del rostro y el cuerpo.
  • Avisar previamente al monitor sobre tu condición de novato en el spinning.
  • Mantener una buena hidratación antes, durante y después del entrenamiento.
  • Hacer uso de un calzado adecuado para este tipo de actividad.
  • No sentir frustración después de la primera sesión con motivo de no aguantar el ritmo o no poder realizar todos los ejercicios, ya que se precisa de un proceso de adaptación.

Fuente: www.cimformacion.com